curso-storytelling-emprendedores

Storytelling para emprendedores

A la mayoría de los emprendedores, cuando deben diseñar sus planes de comunicación, les invade un aluvión de preguntas. ¿Qué redes sociales me interesan más? ¿Qué hora es mejor para publicar en Facebook? ¿Cuántas veces al día debo publicar en Twitter? ¿Con qué frecuencia debo enviar un newsletter? ¿Cuál es el mejor gestor de contenidos para diseñar mi web? 

Sin embargo, antes de preguntarse “cómo comunicar” y obsesionarse con las herramientas y las plataformas, los emprendedores deberían preguntarse “qué comunicar”. Es decir, deberían concentrarse en definir con claridad el storytelling que va a conformar la narrativa de su comunicación. ¿Pero qué es el storytelling

El storytelling es una técnica que convierte una marca en un relato. Mediante el storytelling, las grandes marcas conectan emocionalmente con sus audiencias y construyen una relación fuerte y duradera. Todos nos hemos emocionado alguna vez con campañas de Coca-Cola, de Apple o de Nike, por citar algunos ejemplos. Pero en la creación del storytelling, es probable que los emprendedores tengan ventaja. 

Para construir un storytelling el primer paso es crear un argumento convincente e interesante. Y en eso todos los emprendedores tienen una historia apasionante que contar, su propia historia. 

Una parte de la magia del storytelling de Apple reside en su propia historia: su fundación en un garaje en los psicodélicos 70, su ubicación en Silicon Valley, la figura legendaria de Steve Jobs, su filosofía zen, la invención del Mac, del iPod, del iPhone, del iPad…

El discurso narrativo de Apple posiciona a la compañía de la manzana como una empresa que siempre “piensa diferente” y lo demuestra en todas sus campañas de publicidad. Sin embargo, no todas las grandes marcas tienen un activo tan valioso como la leyenda de Steve Jobs o unas creaciones tan revolucionarias como el iPhone para construir su storytelling. La mayoría de las marcas deben recurrir a historias inventadas con personajes irreales para crear sus campañas. Por el contrario, a los emprendedores les basta mirar hacia dentro para crear su storytelling. Su propia historia es el mejor argumento que pueden encontrar. Por su veracidad, por su exclusividad y por su proximidad. El emprendedor debe organizar su plan de comunicación alrededor de su proyecto personal, contando su idea, cómo surgió, las dificultades con las que se encuentra a diario, sus grandes logros, sus nuevos clientes… Esa trama conformará sin duda un storytelling tan interesante como rico en tramas, personajes, símbolos y decorados. Y provocará en sus audiencias un deseo de “permanecer siempre atentos a sus pantallas” para seguir de cerca los últimos capítulos de la historia. 

Agencia de publicidad para empresas y organizaciones con impacto social