Entradas

Cómo crear una Guía de Voz para tu marca

Una Guía de Voz es un documento corporativo que tienen muchas compañías y que contiene todas las pautas que deben respetar todas las personas implicadas en la redacción de los textos. Las palabras son una parte esencial de la identidad de una marca y deben utilizarse de manera efectiva tanto en la comunicación interna como en la comunicación externa. Todos los directivos y empleados que escriben documentos, así como los community managers, periodistas y publicistas que forman parte del equipo de comunicación externo deben seguir estas directrices que crear un discurso único y para construir una narrativa sólida y convincente.
En primer lugar, las palabras, al igual que las imágenes, son una expresión de la filosofía de una marca. Por esa razón es necesario incluir en la Guía de Voz los puntos clave de la dicha filosofía. Es un buen momento para recordar conceptos fundamentales como la visión, la misión y los valores.
A continuación es muy práctico enumerar unas normas básicas de redacción, como por ejemplo, ser distinguido o coloquial, utilizar una jerga técnica o huir de ella, evitar las abreviaturas o utilizar a menudo unas palabras determinadas con las que los clientes suelen asociar a la marca.
Después puede ser muy útil describir el estilo con el que debe expresarse la marca. Para ello es conveniente definirlo con adjetivos, por ejemplo, sencillo y directo, elegante, juvenil, dinámico, etc. En esa fase intenta describir con detalle qué entiende la marca por cada uno de esos rasgos, y si puedes, demuéstralo con ejemplos.
También la Guía de Voz es una gran oportunidad para unificar la forma en la que se escribe la palabra que da nombre a la propia marca, así como otras palabras que definen productos o servicios que ofrece la empresa. Por ejemplo, si debe escribirse en mayúscula o minúscula, o con la primera letra mayúscula y el resto en minúscula.
La Guía de Voz debe ser un documento claro y sencillo, de no más de diez páginas, es conveniente que tenga un diseño atractivo, y que pueda compartirse fácilmente por mail.
Respetando las normas que contiene una Guía de Voz, una marca puede definir su tono de comunicación y puede unificar su estilo a la hora de dirigirse a sus accionistas, clientes, empleados, proveedores, sociedad, etc. Asimismo una Guía de Voz permite establecer una única voz y no confundir a las audiencias utilizando expresiones o estilos diferentes o contradictorios.

Si te sirve de ejemplo, ésta puede ser la estructura de una Guía de Voz:

1. Introducción: una breve descripción que defina la utilidad del documento. ¿Para qué sirven estas pautas y a quién van dirigidas?

2. Filosofía: visión, misión, valores. Es necesario que las personas que vayan a hablar en nombre de la marca conozcan a fondo estos conceptos y los hayan interiorizado.

3. Tono: se trata del estilo que va a envolver la forma en la que te diriges a tus audiencias. Utiliza dos o tres adjetivos para definirlo. Por ejemplo, elegante, juvenil, sobrio, etc.

4. Normas básicas: establece pautas como, por ejemplo, utiliza un lenguaje claro, evita los tecnicismos, evita la puntuación excesiva, evita las abreviaturas.

5. Palabras clave: define cómo deben escribirse las palabras más importantes asociadas a la marca. Por ejemplo, si debe escribirse “Coca-Cola” o “Coca- cola”. El objetivo es unificar los criterios para normalizar el discurso.

logotipo-google-grafico-identidad-corporativa

Google renueva su identidad corporativa adaptándose a los nuevos escenarios móviles

Todo evoluciona y, cada vez, más rápido. El gigante tecnológico rediseña su logotipo en una dirección más actual y adaptable al mundo multidispositivo y multipantalla. El archiconocido logo de Google se había quedado atrás. Hace solo un par de meses, otra “vaca sagrada” como Facebook hacía lo propio y modernizaba su imagen. El paradigma de la innovación por excelencia no podía mantener una imagen anticuada con una tipografía alejada de los principios que impone el ‘flat design’.

El rediseño de una identidad visual grabada a fuego en la mente de los usuarios era un desafío de enorme envergadura, con altas probabilidades de fracaso. Sin embargo, el equipo gráfico de Google ha sabido combinar su esencia con la modernidad. Mantiene su secuencia de colores pero cambia su tipografía estilizando sus formas hacia un aspecto más minimalista y simple. La simplicidad es una de las máximas de la compañía. Las nuevas líneas redondeadas, suavizadas y sin remates refuerzan su imagen amigable de siempre pero aumentando su legibilidad. Como explican desde la compañía, “el nuevo logo se basa en una tipografía geométrica sin serifa con la ‘e’ rotada como un guiño a su carácter no convencional”. Una tipografía creada ‘ad hoc’ llamada Product Sans.

La legibilidad y la funcionalidad se han convertido en pilares imprescindibles en el mundo del diseño y la tecnología. Todo tiende a ser más sencillo y minimalista con el objetivo de adaptarse al sinfín de dispositivos móviles que usamos actualmente. Durante el proceso creativo, las diferentes líneas de diseño se compartieron con varios departamentos de la compañía: Desarrollo, Marketing, Producto e Investigación. Este proceso de colaboración aseguraba la viabilidad del logo y su aplicación universal en los diferentes dispositivos móviles.

Además del logotipo, encontramos dos elementos más: los puntos dinámicos, para los momentos de transición o carga, y la ‘G’, una versión compactada del logo para pequeñas dimensiones. Una nueva identidad gráfica que nada tiene que ver con sus inicios allá por 1997. 16 años y 6 rediseños de logo después, Google coloca el diseño como punta de lanza de su programa. Renovarse o morir.

logotipo-google-grafico-identidad-corporativa-2

irene-molina-terapeuta-identidad-corporativa-logotipo

Diseñamos la Identidad Corporativa de Irene Molina

Irene Molina es una terapeuta diferente, que ayuda a las personas a ser felices, utilizando un método muy creativo que cubre mente, cuerpo y alma. Entre sus actividades, encontramos terapias individuales, colectivas, específicas para empresas y talleres de biodanza.

Nuestra misión era construir una identidad visual que reflejase la personalidad de Irene transmitiendo creatividad, energía y cercanía. El logotipo definitivo combina un isotipo de trazo más personal con una tipografía Helvetica Neue LT Std Light limpia, moderna y firme. Para llegar al icono final trabajamos a partir de los dibujos que Irene garabatea durante sus sesiones. Son trazos muy orgánicos en los que expresa las emociones que sienten sus pacientes. El trazo enredado simboliza el problema mientras que la flecha recta y hacia arriba sería la solución. Esta gráfica tiene mucho poder simbólico y representa de forma muy intuitiva el trabajo de Irene. Creímos desde el principio en la importancia de integrarlo en su identidad corporativa. El color naranja aporta energía y optimismo y contrasta perfectamente con la flecha.

Antes de llegar al logo final trabajamos en 3 lineas diferentes. Además de la línea de los dibujos de Irene, seguimos una linea basada en el concepto de biodanza y otra fundamentada en tipografías manuscritas y muy personales. Finalmente nos decantamos por el logotipo que mejor refleja el trabajo de Irene con un concepto atemporal y con personalidad.

Ya estamos trabajando en las piezas gráficas (tarjetas de visita, hoja de factura A4, etc.) y en el diseño de la web. Pronto publicaremos los resultados.