La publicidad no sólo sirve para vender

Las multitudes conectadas a través de las redes sociales se han convertido en una poderosa fuerza capaz de provocar profundos cambios sociales. Esta nueva revolución ha atraído la atención de muchos creativos publicitarios que han visto en Internet el escenario ideal para denunciar, concienciar y actuar.

La función de la publicidad siempre se ha integrado dentro de las estrategias de ventas de las empresas. La fórmula era clara y se venía repitiendo desde hacía más de un siglo. Primero las empresas lanzaban productos que ofrecían a los consumidores, y a continuación las agencias de publicidad realizaban impactantes campañas que llamaban la atención de esos consumidores y convertían esos productos en “objetos de deseo”. Ese círculo se ha venido repitiendo sin pausa hasta que la irrupción de Internet transformó radicalmente la forma en que nos comunicamos. Las empresas y las agencias no han tenido más remedio que adaptarse a los nuevos cambios y se han adentrado no sin cierto temor en el mundo de las redes sociales. ¿Pero puede la publicidad utilizarse para algo más que para vender productos o servicios?

En marzo de 2010 Greenpeace lanzó una campaña en la que alertaba de la inminente extinción de los orangutanes de las selvas de Indonesia, como consecuencia de las actividades de la multinacional Nestlé para la elaboración de su producto Kit Kat.

 

En concreto, Greenpeace culpaba a la multinacional suiza de la deforestación de numerosos bosques, que eran el hábitat natural de los orangutanes, con el objetivo de extraer aceite de palma para fabricar Kit Kat.

La campaña causó una auténtica conmoción e indicó el camino a seguir a otras ONGs, pero también a muchos anunciantes, que entendieron que el futuro de la publicidad pasaba por una combinación de ciberactivismo y creatividad social.

Desde entonces, se han sucedido numerosas campañas publicitarias que han denunciado injusticias y abusos o que han intentado captar fondos para realizar acciones de ayuda humanitaria, pero también esta nueva tendencia ha ido contagiando a muchas marcas comerciales para realizar una publicidad más humana, más social y más comprometida.

A continuación os hemos seleccionado algunas de las campañas que más nos han impactado en los últimos años y que son una referencia para nosotros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *