Entradas

inbound marketing

¿Por qué todo el mundo habla del Inbound Marketing?

En los últimos meses, muchas compañías están apostando por el Inbound Marketing para integrarlo en sus estrategias de comunicación. ¿Pero qué demonios es esto del Inbound Marketing? ¿En qué consiste? El Inbound Marketing – que puede traducirse como “marketing de atracción” – es un conjunto de disciplinas que agrupa marketing de contenidos, social media y SEO. Su aparición surge como alternativa al carácter invasivo de la publicidad. El Inbound Marketing ofrece a los consumidores contenidos que les atraen e interesan: guías, revistas, libros, vídeos, cómics, juegos, apps, miniseries, documentales, newsletters, presentaciones, musicales, cortometrajes… Los anunciantes son conscientes del divorcio que hoy existe entre la publicidad y los consumidores y por eso necesitan nuevos formatos que les permitan atraer a nuevos clientes. El objetivo de estos nuevos formatos es llamar la atención de los consumidores sin interrumpir sus programas de TV o sin aparecer de repente en una página web en forma de molesto banner o pop-up. En 1999 el omnipresente Seth Godin elevó el Inbound Marketing a nueva categoría al publicar su libro “Marketing de permiso”. Según Godin “el Marketing de Permiso es lo contrario al Marketing de Interrupción, en vez de interrumpir a los clientes con información que no han solicitado, el Marketing de Permiso ayuda a vender bienes y servicios únicamente cuando el cliente da su consentimiento por anticipado”. Para muchos anunciantes y publicistas la idea de Seth Godin sonaba a locura. ¿Qué tipo de personas iban a desear recibir publicidad? Pero hoy es una realidad. Y una realidad que funciona. Sin embargo, el Inbound Marketing lleva utilizándose más de 100 años. En 1895 la marca John Deere, el gigante de la maquinaria agrícola, lanzó la revista “The Furror”, que aún sigue publicándose; En 1900 Michelín editó el primer número de su famosa guía; en 1904, la marca de gelatina para postres Jell-O, empezó a regalar libros de recetas; en 1930, Procter & Gamble empezó a producir radionovelas – las míticas “soap operas”, que le permitía disponer del entorno idóneo para insertar su publicidad -; en 1982, Hasbro se asoció con Marvel para crear cómics para su marca Gijoe; en 1987, Lego lanzó su revista “Bricks Kicks Magazine” (ahora Lego Club Magazine). Con la llegada de las nuevas tecnologías a finales del siglo XX todas estas teorías adquieren un nuevo impulso. Los anunciantes aprendieron que el universo digital permitía distribuir esos contenidos a millones de personas en segundos. Brian Halligan, fundador y CEO de HubSpot, comentó recientemente que “en un futuro próximo, el éxito de muchas empresas online se basará en su capacidad para personalizar las experiencias de los usuarios y, a través de la información que recopilan de leads y clientes, ofrecerles mensajes y ofertas que se ajusten a sus necesidades particulares”. El Inbound Marketing es sin duda una técnica muy eficaz para establecer una fuerte conexión emocional con una nueva generación de consumidores, cada vez más esquivos.

tips-sobre-storytelling-El-Ministerio-del-Tiempo

5 tips sobre storytelling que nos enseña “El Ministerio del Tiempo”

“El Ministerio del Tiempo” es una serie de RTVE que recupera uno de los temas más recurrentes de la ciencia ficción: los viajes en el tiempo. En muchos momentos la serie recuerda a series míticas como Doctor Who, Star Trek o el Túnel del Tiempo. La misión de ese ministerio secreto es impedir que cualquier intruso del pasado llegue al presente con el fin de utilizar la Historia para su beneficio, o que cualquier persona del presente viaje al pasado con el mismo objetivo.

Los guiones de la serie son un ejemplo a seguir por los creadores de contenidos digitales y ofrecen unas pistas que pueden ser muy útiles para todos los que nos dedicamos al marketing de contenidos

1. Crea conflictos que enganchan a la audiencia

Cada capítulo de la serie comienza con un hecho detonante que desencadena un conflicto ante el que es imposible ser indiferente. Por ejemplo, en el capítulo 2, Amelia, Alonso y Julián, los personajes principales de la serie, deben viajar a finales del siglo dieciséis para evitar que Lope de Vega se embarque en un galeón en el que morirá antes de escribir su obra. Un conflicto así se antoja irresistible para cualquier aficionado a la historia o a la literatura que se precie.
En el mismo capítulo, se suceden varios conflictos que salpimentan la historia: Alonso descubre que tiene un hijo y que se va embarcar en el mismo galeón que Lope de Vega, Amalia vive un romance con el mujeriego Lope, o Angustias, la secretaria de Salvador, añora a su marido, a pesar de que la engañaba con dos mujeres en dos siglos diferentes.
Cuando crees contenidos, piensa en conflictos que enganchen a tu audiencia. Plantea preguntas, provoca, crea conexiones sorprendentes, sitúa a los protagonistas de tu storytelling ante situaciones inesperadas, incluso surrealistas. 

2. Es fiel a la realidad

Aunque la serie se basa en un supuesto aún no demostrado – los viajes en el tiempo – cada capítulo presenta un profundo rigor histórico. La ambientación, el vestuario, los decorados, e incluso el vocabulario son supervisados por historiadores. La autenticidad es clave para conectar con el espectador.
Cuando escribas contenidos, documéntate, investiga a fondo y consulta fuentes rigurosas. Siempre que puedas, aporta datos contrastados que prueben tus conclusiones.

3. Cuida los detalles

En la serie, en el capítulo 1, cuando Amelia, Alonso y Julián se hospedan en la posada, Julián, personaje interpretado por Rodolfo Sancho, se inscribe con el falso nombre de Curro Jiménez. Ese personaje hace referencia a un bandolero que protagonizaba una mítica serie de finales de los setenta que fue interpretada por el actor Sancho Gracia, padre de Rodolfo Sancho. Ese guiño provoca una sonrisa en los espectadores más adultos.
La serie está llena de ese tipo de guiños, con numerosas referencias, por ejemplo, al Atlético de Madrid, a la actualidad o a otras series de TV.
Cuando escribas, no improvises, huye del “corta y pega” y del “google translator” como de la lepra. Mima tu estilo y tu redacción. Ilustra con imágenes cuidadosamente seleccionadas todos tus posts, y apóyate en infografías para visualizar tu storytelling.

4. Es original

El planteamiento de la serie es irresistible. Existe un ministerio secreto que, desde hace siglos se ocupa de preservar la historia, utilizando unas puertas que les permiten viajar en el tiempo. Los héroes de esta historia son funcionarios y viven en diferentes épocas, a las que regresan cuando termina su jornada laboral. Sus viajes nos permiten embarcarnos en la Armada Invencible, asistir en Hendaya al encuentro de Hitler con Franco, o luchar contra los franceses en la Guerra de la Independencia. ¿Quién se puede resistir a una propuesta semejante?
Cuando crees contenidos, no seas previsible, busca siempre un enfoque sorprendente. Encuentra un ángulo diferente, escribe títulos que llamen la atención, crea imágenes que capten la atención de tus audiencias y apuesta por formatos innovadores para tus contenidos.

5. Involucra a la audiencia

En el capítulo 4, el actor Rodolfo Sancho, que recientemente encarnara a Fernando el Católico en la serie “Isabel”, se reencuentra con Michelle Jenner, la actriz que interpretó el papel de Isabel, y que vuelve a interpretar a la reina en otra serie. Este nuevo guiño aporta un toque de humor, al tiempo que recrea situaciones vividas por muchos espectadores. Además, al narrar hechos de nuestra historia, cada espectador aporta su propia visión y su propio análisis.
En el marketing de contenidos, la participación de la audiencia es un objetivo crucial. Crea contenidos que fomenten la participación, de nada vale contar con un ejército de followers o me gustas si la participación es muy baja. Implícales en la creación de contenidos, publica sus testimonios y busca entre ellos influencers que amplifiquen tus contenidos.