mejorar-velocidad-carga-web

5 consejos para aumentar la velocidad de tu web en WordPress

¿Cuántos segundos estás dispuesto a esperar a que cargue una web? ¡Apenas un suspiro! Una velocidad de carga web aceptable está en torno a los 3 segundos. Más de 3 segundos de espera dispara el número de abandonos. Y es que vivimos en la sociedad de la inmediatez. Todo lo queremos ¡Ya!

La velocidad de carga de una web no solo afecta a la paciencia del usuario sino que Google penaliza a las páginas lentas. Una página lenta aumenta el porcentaje de rebote y disminuye el tiempo de permanencia en el sitio web, lo cual afecta al posicionamiento SEO (Search Engine Optimization) y al número de conversiones. Según un estudio de Amazon, por cada 100 ms más de carga, pierde un 1% del total de sus ventas. Un dato que habla por sí solo: la velocidad de carga de tu web repercute directamente en tus ventas.

El primer paso es analizar tu web con herramientas para hacer test de velocidad. Las más utilizadas son Pingdom Tools y Google Page Speed. Herramientas muy fiables e intuitivas en las que solo tienes que pegar la url de la web a analizar y en cuestión de segundos se muestran datos como tiempo de carga, grado de rendimiento (cuanto más próximo a 100 mejor) y una comparativa (por ejemplo: “tu web es más rápida que el 32% de webs”).

Una web más rápida genera más visitas, mejor experiencia de usuario y mejores resultados (leads, ventas). ¿Cómo podemos mejorar la velocidad de carga de una web? A continuación, repasamos 5 técnicas de WPO (Web Performance Optimization):

1. Elige un Hosting adecuado

Escoger un buen hosting es decisivo para la velocidad de tu web. Un hosting que asegure velocidades adecuadas de transferencia, servidores a poder ser no compartidos (las demás webs pueden consumir recursos, etc.). Los servidores privados son más recomendables.

Otro aspecto a tener en cuenta es contratar un hosting del país de donde sea tu audiencia, esto también mejorará los tiempos de respuesta.

2. Actualiza y optimiza tu WordPress

El 30% de las webs ya están creadas con WordPress, un CMS (Content Management System) que se actualiza constantemente y que nos garantiza una respuesta rápida por parte de su inmensa comunidad. Es necesario mantener nuestro WordPress actualizado y bien optimizado para que no aumenten los tiempos de carga.

Además, es recomendable utilizar themes de calidad que se actualicen frecuentemente y con un buen soporte detrás. Apostar por un theme de pago es una inversión asumible y que marcará la diferencia.

3. Evita sobrecargar tu web de Plugins

Hay plugins para todo. Y esto ha sido un factor decisivo en el éxito de WordPress. Es conveniente evaluar en profundidad qué plugins necesita realmente tu proyecto.

La saturación de plugins influye también en el incremento de los tiempos de carga. Hay que seleccionar a conciencia aquellos plugins que realmente necesitamos y no cargar la página con plugins sin utilidad.

4. Optimizar las imágenes

Como indica Google, “a menudo las imágenes representan la mayor parte de los bytes que se descargan en una página. Por tanto, optimizar imágenes suele ser uno de los mejores métodos para ahorrar bytes y mejorar el rendimiento”. Hay que tener en cuenta que el móvil se ha convertido en el dispositivo principal para acceder a internet. Teniendo en cuenta las reducidas dimensiones de la pantalla de un móvil, podemos optimizar al máximo las imágenes sin que el diseño pierda calidad.

Por tanto, bajar el peso de las imágenes es fundamental ya que cuantos menos bytes tengan que descargar los navegadores, menos competencia habrá por el ancho de banda del cliente y más rápido podrán descargar y renderizar los navegadores el contenido.

5. Configura el plugin WP Super Cache

La Caché es la memoria de acceso rápido. Con más de 1 millón de instalaciones activas, WP Super Cache se ha convertido en un plugin esencial. Este plugin crea archivos html estáticos de tu sitio WordPress dinámico. Una vez se haya creado el archivo html tu servidor servirá ese archivo en vez de procesar los scripts PHP de WordPress, en comparación mucho más pesados y consumidores de recursos.

El 99% de tus visitantes recibirán archivos html estáticos. Un archivo en caché se puede servir miles de veces. Otros visitantes recibirán archivos en caché personalizados a la medida de su visita. Si están conectados, o han dejado comentarios, esa información se mostrará y almacenará en caché para ellos.

En este post nos hemos centrado en 5 técnicas de optimización web, pero hay muchas más. En próximos posts seguiremos analizando otros aspectos que también influyen en la velocidad de carga de una web.

 

Diseñador visual, redactor y content manager. Apasionado del UX Design. Linkedin