¿Cómo ganar dinero con YouTube?

El modelo de negocio de YouTube es muy sencillo: por un lado YouTube consigue acuerdos publicitarios con empresas anunciantes, y por otro, muestra anuncios de esos anunciantes en los vídeos que se alojan en su plataforma. El propietario del canal que ha subido el vídeo ingresa una cantidad de dinero por ello, y YouTube se queda con una comisión. ¿Pero cuánto dinero puede llegar a ganar un youtuber

Según Social Blade, la herramienta online que ofrece gratuitamente audiencias de YouTube, el ranking de youtubers españoles está encabezado por El Rubius, con más de 26 millones de suscriptores y unos ingresos estimados de unos 2 millones de euros en 2016. Sí, has leído bien, unos 2 millones de euros. En segundo lugar, figura Vegeta777, un chico madrileño que tiene más de 19 millones, y en tercer lugar se encuentra Willyrex, seudónimo de un joven llamado Guillermo Díaz, gamer experto en Minecraft, y que tiene dos canales (Willyrex y The WillyRex) que suman entre los dos más de 19 millones de suscriptores. 

Si fijamos ahora la vista en los youtubers de más allá de nuestras fronteras la lista la encabeza PewDiePie, (seudónimo de un joven sueco de 27 años llamado Felix Arvid Ulf Kjellberg), con más de 51 millones de suscriptores, y cuyos ingresos durante 2016 se estiman en torno a los 15 millones de dólares. El segundo lugar lo ocupa Germán Garmendia (HolaSoyGerman), un joven chileno con más de 31 millones de suscriptores y unos ingresos aproximados de 5,5 millones de dólares. Y en el tercer lugar aparece de nuevo El Rubius, el youtuber español. 

Es más que probable que tu canal de YouTube no cuente con esos ejércitos de suscriptores, pero a lo mejor tus cifras tanto de suscriptores como de reproducciones no son nada desdeñables. ¿Qué sucede si una empresa cuenta en su canal de Youtube por ejemplo con más de 18.000 suscriptores y unos 8 millones de reproducciones? En ese caso, y según los cálculos de Social Blade, esa empresa podría ingresar aproximadamente entre 400 € y 7.000 € anuales. No suena mal, quizás YouTube pueda convertirse en una fuente de ingresos extra para tu empresa.

Pero ¿qué pasos debes seguir para monetizar tus vídeos? 

1. Conoce las estadísticas de tus vídeos

Entra en Social Blade, la herramienta online gratuita que te ofrece datos sobre las audiencias de YouTube. Teclea el nombre de tu canal de YouTube y pon tu atención sobre todo en los siguientes datos: número de suscriptores, reproducciones e ingresos anuales estimados. Si tus cifras no son relevantes, no te desanimes. Sólo se trata de un punto de partida.

2. Conoce Google AdSense

Google AdSense es la herramienta de Google que permite obtener ingresos mediante la colocación de anuncios en sitios web. Esos anuncios son administrados por Google a través de su herramienta Google AdWords, que une a los anunciantes con los propietarios de sitios web a través de un sistema de subasta instantánea. Esos sitios web se gestionan a través de un gigantesco espacio publicitario conocido como “Red de Display”, un conjunto de más de 2 millones de sitios web, vídeos y aplicaciones, que llegan al 90% de los usuarios de Internet de todo el mundo. Los anuncios se muestran en conceptos específicos, como (“deportes de montaña” o “voluntariado internacional”), a un público concreto (“adolescentes” o “aficionados al tenis”), o sobre lugares concretos (“Sevilla” o “Marruecos”).

3. Utiliza Google Analytics

La sombra de Google es alargada. La trinidad “AdSense”, “AdWords” y “Analytics”, esa triple “A” es inseparable. Google Analytics te permite medir el comportamiento de tu sitio web: número de visitas, fuentes de tráfico, tasas de rebote, duración de las sesiones, contenidos más visitados, dispositivos utilizados, etc; pero también podrás medir el resultado de tus campañas de marketing online, las conversiones obtenidas o las ventas de tu tienda online. 

4. Elige un tema central para tus vídeos

Algunas empresas lo tienen más fácil. Por ejemplo, una agencia de viajes puede grabar vídeos de sus destinos turísticos, una escuela de fotografía puede crear tutoriales para fotógrafos aficionados o una clínica veterinaria puede grabar vídeos divertidos de mascotas. Esa estrategia te permitirá perseguir un doble objetivo: por un lado, dispondrás de un contenido interesante que atraerá la atención de tus clientes potenciales, y por otro, aumentarás el número de reproducciones de tus vídeos en tu canal de YouTube

5. Encuentra un estilo propio

Los vídeos más vistos son originales, divertidos e interesantes. Algunos no brillan por la calidad de sus imágenes, pero llaman la atención por su frescura, su ritmo o la personalidad de un presentador. Intenta destacar por encima de tus competidores con vídeos más interesantes y más originales. Crea cabeceras y rótulos llamativos y edita las imágenes buscando un ritmo que atraiga y mantenga la atención.

6. Sé constante en tus publicaciones

Todo sucede muy rápido en la red. Por eso si dejas de publicar durante unos días, pronto se olvidarán de ti y dejarás de existir. Debes fijarte unas fechas de publicación y tienes que cumplirlas. La disciplina es esencial para alcanzar tus objetivos.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *