empresa-social-responsable

5 consejos para que una empresa socialmente responsable elija su agencia de publicidad

Una empresa que se considera a sí misma socialmente responsable es una empresa que antepone los valores a los intereses y que contribuye de forma activa y voluntaria en el mejoramiento de su entorno social. 

Cuando una empresa socialmente responsable se plantea contratar los servicios de una agencia de publicidad, debe tener en cuenta ciertos aspectos que le permitan sentirse bien acompañada en el camino que va a emprender. Eso significa compartir valores y hablar el mismo idioma, el idioma del compromiso, la sostenibilidad y la cooperación.

Si consideras que tu compañía es una empresa socialmente responsable – porque ofrece productos y servicios que mejoran nuestra sociedad, porque contribuye a mejorar las condiciones de vida de las personas o porque protege el medio ambiente – es preferible que elijas una agencia que piense como tú. A continuación te ofrecemos cinco consejos para que elijas tu agencia de publicidad:

1º.  Las personas son lo más importante

Las empresas son el reflejo de sus directivos. Como tú sabes por tu propia experiencia, el factor humano es esencial, si no, las empresas sólo serían números. Además, tu agencia de publicidad debería ser un compañero para un largo viaje, no para una campaña puntual. El equipo de tu agencia debe compartir tus ideales y debe conocer a fondo la misión de tu empresa. Ellos serán tu brazo operativo y si existe sintonía lucharán por tus éxitos tanto como tú. Las personas deben ser lo más importante a la hora de que elijas una agencia, conoce a sus dirigentes y su equipo. Tómate una cerveza con ellos, conoce cómo piensan, cómo viven. Fíjate en su sonrisa. Si no hay feeling, no fuerces. No será tu agencia.

2º.  Tu agencia debe hacer un uso responsable del dinero

No se trata de elegir la agencia más barata. Y por supuesto tu agencia debe obtener un beneficio justo y razonable. Simplemente debes comprobar que el dinero que vas a invertir en sus servicios, se vea en los resultados. Lee sus presupuestos y sus facturas de arriba a abajo, tu agencia debe detallar al máximo todas las partidas. Sus ingresos provendrán de dos fuentes: por una parte, sus honorarios, calculados en base a un precio/hora por sus servicios; y por otra parte, sus comisiones, es decir, los porcentajes que aplican al trabajo de otros proveedores, como imprentas, locutores, fotógrafos o ilustradores. Procura conocer esos porcentajes y asegúrate que no superen el 20%. Incluso hay agencias que no aplican ningún margen y que envían directamente a su cliente la factura de su proveedor. Los honorarios suelen aplicarse sobre sus servicios de creatividad y son la base de la financiación de las agencias por sus ideas y diseños. Intenta comparar presupuestos entre varias agencias y elige la que te ofrezca la mejor relación calidad precio.

3º.  Tu agencia debe tener iniciativa

No elijas a una agencia que se limite a obedecer tus peticiones. Tu agencia debe aportarte ideas, propuestas, sugerencias, aunque algunas no te guste escucharlas o rompan inicialmente tus esquemas. Rodéate de compañeros de viaje proactivos, que vayan por delante de ti. Tu agencia de publicidad debe estar siempre un paso por delante. Por ejemplo, si encargas el diseño de una página web, no te conformes con la agencia que te ofrezca sólo diseño. Una agencia con iniciativa te propondrá un mapa de navegación y te ayudará a reorganizar los contenidos, si lo considera necesario. Una agencia que, además de diseño, te ofrece una visión estratégica te está aportando un valor añadido que se traducirá en mejores resultados.

4º.  Valora su creatividad

La creatividad es el core business de todas las agencias. Y la creatividad es algo mucho más sutil de lo que parece. No se manifiesta simplemente en una determinada forma de vestir y va más allá de unos hábitos más o menos aprendidos. La creatividad es una energía que alumbra nuevas ideas cuyo objetivo es solucionar problemas. Los verdaderos creativos viven por y para la creatividad, experimentan, arriesgan, prueban. Su trabajo es el fruto de mucho esfuerzo y de no pocas insatisfacciones. Tenlo en cuenta cuando juzgues su trabajo, sé sincero y claro cuando analices sus ideas, por supuesto, pero también sé constructivo y aporta alternativas. Si quieres mantener una relación duradera con tu agencia, aplaude su trabajo, motívales, estimula su creatividad. No hay nada más productivo si quieres obtener lo mejor de tu agencia. Los buenos creativos son personas muy sensibles.

5º.  Planifica tus campañas 

Prepara bien tus briefings y tus reuniones. Si planificas bien tus campañas, tus resultados serán mejores. Cuando dejas todo para el último momento, obligas a tu agencia a contar con muy poco tiempo para realizar su trabajo y su creatividad se resentirá. Sé claro en tus peticiones, define los objetivos que persigues, el presupuesto del que dispones y el público al que te diriges. Las buenas ideas siempre surgen cuando se dispone de un tiempo razonable y además planificando correctamente las campañas te evitarás errores y sustos de última hora.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *